Historia
y tradición

Una historia de generosidad y grandes personas

La finca Urpina, en Sant Salvador de Guardiola, es fruto de una historia de generosidad y de grandes personas, la familia Vila Isern con dos hijos con discapacidad intelectual. En el 2006 tomaron la decisión de hacer una donación en vida de la finca a la Fundación AMPANS, quien a cambio se haría cargo y cuidaría de los hijos de la familia cuando ellos ya no pudieran hacerlo y destinaría el espacio a generar oportunidades para personas con discapacidad o situación de vulnerabilidad.

Centro especial de trabajo

A los pies de las montañas de Montserrat, rodeados de viñedos centenarios y al lado de un hogar para personas con necesidades de apoyo, elaboramos quesos artesanos. De manera pausada, tranquila y con un rebaño propio de cabras que cuidamos de muy cerca, los quesos que elaboramos conservan todo su sabor, esencia y saber tradicional de los quesos artesanos.

Legado de maestros queseros
Legado de maestros queseros

En el 2015 la Fundación AMPANS empezó a diseñar sobre terreno la idea construir una quesería. Un proyecto de economía social que permitiría la cocreación de diversos lugares de trabajo adaptados, ya que la elaboración de quesos contempla muchos procesos manuales y repetitivos que se adecuan a las tareas que hacen la personas que acompañamos.

Heredamos el legado de Jaume y Maria. Con una trayectoria de más de 20 años como artesanos del queso, en el momento de jubilarse decidieron poner punto final a su proyecto profesional, y fue entonces cuando desde AMPANS asumimos el reto de tomar su relevo. Durante más de un año estuvimos al lado de Jaume y Maria, aprendiendo todos los secretos de la elaboración artesanal de los quesos.

Nuestros quesos

Búfala

Ver quesos

Reconocimientos y premios